Claves sobre la nutrición oncológica

 In Blog

El cáncer es una enfermedad cada vez más prevalente en nuestra sociedad. Numerosos factores se ven implicados en su aparición. Sin embargo, muchas evidencias epidemiológicas señalan que la dieta es uno de los principales factores que afectan tanto en el riesgo de desarrollo como en el de prevención. Los resultados de una correcta nutrición oncológica son positivos ya que se estudia el estado del paciente para establecer una dieta personalizada que le ayude a mantener un nivel de vida adecuado durante el proceso de la enfermedad.

La clave de la nutrición oncológica

La nutrición oncológica debe cumplir con un estudio detallado previo del estado de salud del paciente. Es importante tener en cuenta la sintomatología clínica que presenta, así como el tipo de cáncer que sufre con el fin de asignarle una alimentación adecuada en cada momento.

Uno de los aspectos que debe tener en cuenta el paciente es el cambio en sus hábitos alimentarios, aún superado el problema de salud que presenta.

En este sentido, no se puede pautar un menú general sobre la nutrición para pacientes oncológicos. Resulta comprensible que no lleguen a funcionar los mismos alimentos para un enfermo de cáncer de piel que para uno que padece un tumor estomacal.

Es importante que el especialista que prepare la nueva dieta ayude al paciente a establecer una serie de hábitos de vida saludables que vayan acompañados no solo de una dieta especifica si no de prácticas de alimentación consciente que ayuden al paciente a asimilar sus nuevos hábitos alimentarios sin verlos como una limitación u obstáculo en su vida diaria.

De este modo, es relevante el tratamiento relacionado con la quimioterapia, la radioterapia o las inmunoterapias. Teniendo en cuenta las reacciones adversas de determinados tratamientos, el experto en nutrición oncológica se verá obligado a contrarrestar síntomas como la anorexia inducida. También las náuseas, los vómitos u otros impedimentos para una correcta alimentación del enfermo.

En lo que se ponen de acuerdo los especialistas en nutrición oncológica en Albacete, es en restringir definitivamente todo alimento que contenga grasas saturadas y azúcares, debido a que favorecen el curso de las células cancerígenas, puesto que contienen sustratos perjudiciales para el organismo, incluso estando sano.

Nutrición oncológica en Albacete

Tratamiento nutricional en Albacete

El paciente debe tener claro que una dieta oncológica no va a curarle por sí sola. En cambio, repercute positivamente en su recuperación, siempre que vaya acompañada de los tratamientos médicos apropiados.

Es necesario comprender que en cada nivel de la enfermedad por la que pase el paciente, es posible que exista la necesidad de introducir cambios en su alimentación. Siempre dependerá de cómo vaya respondiéndole el organismo.

Así, no será lo mismo la nutrición antes del tratamiento que durante el mismo. Tampoco tendrá la oportunidad de volver a su alimentación anterior, en caso de superar la enfermedad. La dieta de un paciente oncológico significa un cambio en su vida, incluso después de la enfermedad, una vez superada.

Se ha de atender a las etapas de la enfermedad en las que se requiera alimentación vía intravenosa, debido a las alteraciones en el tubo digestivo que llegan a presentar muchos pacientes.

En ocasiones, el enfermo se puede encontrar con recomendaciones alimentarias contrarias a personas sanas, como es la obligada ingesta de alimentos ricos en grasas, con el fin de hacerle recuperar el peso perdido. Tratamientos como la quimioterapia y la radioterapia suponen una pérdida de peso repentina en muchos pacientes.

Recomendaciones del American Institute for Cancer Research

Si bien es cierto que no se puede establecer una dieta básica para todos los enfermos oncológicos, el American Institute for Cancer Research sí permite plantear ciertas recomendaciones para lograr que la nutrición del paciente se haga de forma correcta.

En este sentido, se deben ingerir un número amplio de porciones diarias, en lugar de limitarse a comer tres veces. Los alimentos con un alto índice en proteínas deben corresponder al inicio de la ingesta diaria. Es preferible no tomar agua durante las comidas, sino entre ellas.

Si el paciente tiene problemas con el apetito, le ayudará caminar un poco antes de las comidas. En caso de tomar leche, se recomienda que sea deslactosada y de origen vegetal, preferiblemente de almendra.

Como vemos, la nutrición oncológica en Albacete está garantizada por los profesionales de la salud. Cada paciente debe considerar el estado de su enfermedad y un estudio previo antes de iniciarse con su dieta, debidamente personalizada.

Alimentación saludable albacete | Medicina y nutrición

Expertos en nutrición oncológica en Albacete

Si está buscando un nutricionista en Albacete que esté especializado en alimentación oncológica, en el centro de medicina y nutrición María Teresa Moratalla podremos ofrecerle un servicio personalizado. Nuestro equipo de expertos le realizará un completo estudio para conocer los detalles de su caso y trabajará junto a usted para ofrecerle una dieta totalmente personalizada.

Recuerde que puede contactar con nosotros sin compromiso. Le atenderemos encantados.

Recommended Posts
Showing 4 comments
  • Silvia Buenavista
    Responder

    Me parece un tema muy interesante y que se ha tratado de una forma muy cuidada durante todo el texto.
    Tengo una serie de dudas que no sé si podrán resolverme:
    1- ¿La dieta cambia mucho dependiendo del tipo de cáncer o depende más de la constitución de la persona?
    2- Está claro que llevar una dieta oncológica es positivo para la salud del paciente, pero, ¿hasta qué punto? Es decir, ¿puede llegar a ser determinante para su recuperación?

    • Teresa Andújar Martinez.Moratalla (num.col:. 4253)
      Responder

      Silvia, muchas gracias por tus preguntas.

      La dieta viene determinada principalmente por el estado físico de la persona, si tiene algún grado de desnutrición o no, carencias de algún tipo, patologías asociadas y medicación concomitante, si tiene náuseas y como tiene el apetito, si puede masticar o no… así como también el estadio en el que se encuentre de la enfermedad, (por ejemplo, el aporte nutricional no será igual al principio de la enfermedad que en una fase terminal) entre otros.

      La dieta NO CURA el cáncer; sin embargo, numerosos estudios ( te dejo un ejemplo abajo por si quieres echar un vistazo) están corroborando que un aporte nutricional adecuado mejora la tolerancia al tratamiento y los resultados de los pacientes. Según la Sociedad Canadiense contra el Cancer, los pacientes se sienten mejor, más fuertes y enérgicos, la percepción de la enfermedad es más optimista, disminuye el riesgo de infección, se recuperan antes y mejor de los tratamientos y a menudo la enfermedad tiene un mejor pronóstico
      Un ejemplo, que se está estudiando, es que la dieta parenteral suplementada con glutamina es probablemente beneficiosa en pacientes con trasplante de Médula ósea y las dietas inmunitarias pueden reducir la tasa de complicaciones infecciosas y la duración de la estancia hospitalaria después de una cirugía Gastro Intestinal.

      Espero haber resuelto tus dudas, para más información, no dudes en consultar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte,
      Un saludo afectuoso.

      Links a estudios interesantes.
      https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0936655505001986
      https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1040842800000482
      https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9713300
      https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7424938
      https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/106954

      • Rodrigo "El Oro"
        Responder

        Me ha gustado mucho que dejes bien claro que una dieta NO CURA el cáncer aunque si ayuda al organismo.
        Una amiga decidió no tratar su cáncer con medicina tradicional y la sustituyó por homeopatía y una dieta algo más saludable que la que llevaba antes. Por desgracia, ya no está con nosotros para darse cuenta de su error.

        Por eso me ha gustado mucho que tanto en el post como en las respuestas haya quedado claro que una dieta oncológica AYUDA pero NO CURA. Esto demuestra PROFESIONALIDAD y HONOR.

        ¡Muchas gracias!

  • Silvia Buenavista
    Responder

    Buenos días Teresa,

    Muchas gracias por tu respuesta. Entiendo entonces que es importante seguir esos patrones alimentarios para que, al menos, mejores la percepción del paciente respecto a la enfermedad y pueda afrontarla con mayor entereza.
    Empezaré a leer los artículos que adjuntas.

    Muchas gracias por todo.

Leave a Comment

CONTACTA CON NOSOTROS

Puedes hacernos llegar cualquier consulta o duda

No lo lee bien? Cambie el Texto aquí captcha txt
Control de la diabetes | María Teresa Moratallanutrición gestacional en Albacete | María Teresa Moratalla